Camisas a medida. Tercera parte

En el último post hablábamos del porqué era una buena opción hacerse una camisa a medida. Ahora ya entraremos manos a la obra en la confección de su prenda única y cómo toda casa, debe empezarse por los cimientos.

¿Cuáles son los cimientos de una camisa a medida? Fácil, las medidas porque estas dictaminarán que el tejido y acabados que se escojan a posteriori, simplemente le queden cómo un guante. A continuación explicaremos cuáles son las medidas que utilizaremos como patrón y sobretodo, cómo saber que las estamos tomando bien.

Ancho de espalda: Coja una camisa que usted considere que le queda a su gusto y mida la línea del canesú (costura del ancho de la espalda) de un extremo al otro.

Ancho de pecho: Mida la parte más ancha de su pecho en posición con los brazos extendidos horizontalmente.

Largo de espalda: Mida desde la parte más baja de la camisa hasta la base del cuello por el centro de la espalda.

Largo de manga: Ponga el brazo flexionado y a continuación, mida desde la parte superior de la sisa (costura que una la manga al cuerpo de la camisa) hasta la unión de la manda con el puó de la camisa (No se debe incluir dicho puño en esta medida)

Cintura: Mida la parte más ancha de la cintura en posición normal de pié.

Cuello: Mida el contorno de la parte baja de su cuello introduciendo un dedo entre el cuello y la cinta de medir para coger la medida exacta.

Hugo Dax, leal a tu estilo

0 Comments
Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

* required